Robledales - Observatorio del cambio global de Sierra Nevada

Robledales

De Observatorio del cambio global de Sierra Nevada

Saltar a: navegación, buscar
Robledal. Foto: J.M. Barea

Descripción general

Los robledales de roble melojo o melojares son formaciones escasas y raras de la Península Ibérica, siendo los robledales de Sierra Nevada los mas extensos.

Los robledales se localizan en el piso supramediterráneo sobre sustrato silíceo entre los 1100 y 1800 m de altitud, constituyendo el límite altitudinal del bosque. Aparece en aquellos enclaves mas húmedos y de menor índice de insolación, alternándose con los encinares silicícolas. En Sierra Nevada estas formaciones aparecen en barrancos de la zona occidental (rios Alhama de Lugros, Maitena, Vadillo, Genil, Monachil, Dílar y Dúrcal), en orientación norte y en la Alpujarra en lomas y barrancos (loma de Cáñar, barranco del Poqueira, loma de Pitres-Busquístar) de orientaciones este, donde se benefician de las precipitaciones encubiertas que proporcionan las nieblas que ascienden frecuentemente desde la costa.

Al igual que los encinares se ha visto afectado por la fuerte presión antrópica (roturaciones para cultivos y pastos; explotación de leña para uso doméstico e incluso industrial; incendios forestales, etc.)

La evolución de la superficie ocupada de manera dominante por esta especie muestra una gran estabilidad e incluso un ligero crecimiento de superficie. Se presenta una tendencia progresiva desde formaciones de matorral a robledal o de robledal aclarado a robledal mas denso, aunque también se observan dinámicas regresivas.

Tomado de Camacho-Olmedo et al. 2002
Tomado de Navarro & Bonet, 2009

Esto se debe en parte a la reducción de la presión antrópica, disminuyendo la intensidad de la ganadería y la agricultura. Aunque desde 1956 asistimos a un proceso de regeneración, los robledales que se conservan en la zona de la Alpujarra se consideran relictos y se encuentran en un avanzado estado de degradación. Estas condiciones de fragilidad unidas al intenso aprovechamiento ganadero y forestal y las talas sucesivas (las últimas talas masivas datan del primer tercio del siglo XX) hacen comprender la pobreza florística y el caracter adehesado de muchos de los robledales situados en las zonas de la Alpujarra.


El hecho de que actualmente se encuentran en un estado de degradación significativo, unido a que su regeneración parece estar estar limitada por la herbivoría y que en un futuro bajo los diferentes escenarios de cambio climático se prevé una reducción de su área potencial así como solapamiento de la misma con el área potencial de los encinares, hacen necesario actuaciones de gestión activa que conserven estas formaciones vegetales de gran interés.

Evolución temporal del área potencial del robledal según cuatro escenarios de cambio climático. Tomado de Benito et al., 2011

Según los estudios de simulación de escenarios de cambio climático parece que el robledal aparte de una disminución de su área de ocupación por aumento de las temperaturas y competencia con los encinares, va a sufrir una migración altitudinal, mostrando un área de contracción a altitudes mas bajas así como un área de expansión a mayores altitudes. Esta migración altitudinal ya se está comprobando con los estudios de cambios de uso del suelo realizados mediante fotointerpretación.

Modelo de distribución potencial para el riobledal para el periodo 1990-2005. Tomado de Benito et al., 2011

En este contexto, destaca el papel crucial de las aves dispersantes, ya que éstas actúan como agentes de dispersión y como vectores que posibilitan la expansión de esta formación dentro de los nuevos marcos de heterogeneidad ambiental impuestos por la fragmentación de hábitats. Para un mejor conocimiento de la dinámica de estas aves dispersantes se está llevando a cabo un seguimiento dentro del observatorio de cambio global de Sierra Nevada en diferentes ecosistemas, incluyendo el robledal.

Evolución del índice kilométrico de abundacia de dispersantes en el robledal

En lo referente a la composición florística de este ecosistema, podemos decir que el bosque corresponde a una formación casi monoespecífica de roble melojo (Quercus pyrenaica), aunque pueden aparecer otros elementos como mostajo (Sorbus aria), rascaviejas (Adenocarpus decorticans), lastón fino (Festuca elegans), Cephalantera longifolia, Luzula forsteri, Clinopodium vulgare, etc. En los lugares más húmedos y como transición hacia comunidades riparias, los melojares se hallan enriquecidos con otros elementos arbóreos como arces (Acer opalus subsp. granatense) o fresnos (Fraxinus angustifolia).

Vista del Robledal en invierno. Dehesa del Camarate. Foto: A.J. Pérez-Luque.

Entre las comunidades que se presentan en el domino de los robledales encontramos:

  • Espinales. Comparten elementos comunes de los espinales de los encinares y además aparecen especies como Rhamnus catharticus, Sorbus torminalis, o el cerezo silvestre (Prunus avium).
  • Escobonales.
  • Lastonares. Enriquecidos con Festuca elegans
  • Jarales
  • Tomillares nitrófilos.

Recursos bibliográficos

  • Benito, B.M. (2009). Ecoinformática apicada a la conservación: Simulación de efectos del cambio global en la distribución de la flora de Andalucía. Tesis Doctoral. Universidad de Granada. 308 páginas. [1]
  • Benito, B.M, Lorite, J., Peñas, J. (2011). Simulating potential effects of climatic warming on altitudinal patterns of key species in Mediterranean-alpine ecosystems. Climatic Change, in press. DOI: 10.1007/s10584-010-0015-3 [2] [3]
  • Camacho Olmedo, M.T.; García Martínez, P.; Jiménez Olivencia, Y.; Menor Toribio, J. & Paniza Cabrera, A. (2002). La Alta Alpujarra granadina en la segunda mitad del siglo XX a través de la cartografía evolutiva de su paisaje: Dinámica vegetal y repoblación forestal. In Los espacios rurales entre el hoy y el mañana. XI Coloquio de Geografía Rural. AGE. Universidad de Cantabria, 535–547.[4]
  • Camacho Olmedo, M.T.; Garcia Martinez, P.; Jimenez Olivencia, Y. & Menor Toribio, J. y P.C., A. (2002). Dinamica evolutiva del paisaje vegetal de la Alta Alpujarra granadina en la segunda mitad del S. XX. Cuadernos Geograficos, 32: 25–42. [5]
  • Gómez, J.M.; García, D. & Zamora, R. (2003). Impact of vertebrate acorn- and seedling-predators on a Mediterranean Quercus pyrenaica forest. Forest Ecology and Management, 180 (1-3): 125–134. [6]
  • Jiménez-Olivencia, Y. (1991). Los paisajes de Sierra Nevada, Granada, Universidad de Granada.
  • Lorite, J. (2001). La vegetación de Sierra Nevada. In: G. Blanca (ed). Flora amenazada y endémica de Sierra Nevada. Universidad de Granada. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía. 25 - 45 [7]
  • Lorite J., Salazar C., Peñas J. & Valle F. (2008). Phytosociological review on the submediterranean forests of Quercus pyrenaica Willd. Acta Botanica Gallica 155 (2): 219-233
  • Navarro González, I. & Bonet García, F.J. (2009). Caracterización de la evolución histórica de la cubierta vegetal y los usos del suelo de Sierra Nevada en un contexto de cambio global. In IX Congreso Nacional de la Asociación Española de Ecología Terrestre: La dimensión ecológica del desarrollo sostenible: Ecología, del conocimiento a la aplicación. Úbeda, 18-22 Octubre 2009. [8]
  • Página.............................................................................
  • Discusión.............................................................................
  • Ver fuente.............................................................................
  • Historial.............................................................................
  • Zona Interna.............................................................................
  • Lo que enlaza aquí.............................................................................
  • Cambios relacionados.............................................................................
  • Páginas especiales.............................................................................
  • Iniciar sesión.............................................................................
Esta página fue modificada por última vez el 24 oct 2012, a las 17:34. Esta página ha sido visitada 3.161 veces.
  • Aviso legal.............................................................................
  • Powered by MediaWiki.............................................................................
  • Design by Creados.............................................................................
  • Como participar.............................................................................